La presidenta argentina, Cristina Fernández, reivindicó este domingo la existencia de un nuevo orden financiero global, no sólo "justo y equitativo" sino también "imprescindible" para que los países emergentes tengan "nuevas y mejores oportunidades".

A través de su cuenta en la red social Twitter, Fernández repasa lo que denomina "una semana importante para Argentina", que comenzó con la visita al país del presidente ruso, Vladimir Putin, y concluyó con la del mandatario chino, Xi Jinping.

"Siete días de muchísimo trabajo", escribe la mandataria sobre las últimas jornadas en las que también participó en Brasilia en la cumbre de los BRICS, que reunió a los presidentes de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica con sus pares de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur).

"La aparición de nuevos actores va a permitir a nuestros países nuevas y mejores oportunidades, porque ya no va a ser posible un mundo donde unos dominen a otros, será el mundo de la cooperación y este deberá ser el nuevo modelo global", señala Fernández en Twitter.

"Es hora de valorar esta magnífica oportunidad, que tenemos en este mundo que vuelve a ser multipolar", agrega.

Seguidamente, la jefa de Estado argentina detalla lo logrado en los dos encuentros bilaterales llevados a cabo durante la semana, así como en su viaje a Brasilia el pasado miércoles.

"Con Vladimir Putin firmamos acuerdos en energía, comunicación, nucleares con fines pacíficos y judiciales", apunta.

"Brics: Cumbre importantísima de países emergentes, reclamamos reformas en los organismos multilaterales de crédito y políticos", sintetiza.

De la reunión de Brasilia, Fernández subraya también la constitución de un banco de desarrollo "que apunte a lo comercial, a lo infraestructural, y también a poner orden en unas finanzas internacionales absolutamente desquiciadas".

"Van surgiendo instituciones que cuestionan los organismos multilaterales que no hacen más que complicar la vida de los pueblos", afirma.

En ese sentido sostiene que en la cumbre entre los Brics y Unasur "planteamos que un nuevo ordenamiento financiero global, no solamente es justo y equitativo, sino que es imprescindible".

Finalmente, la presidenta se refiere a la visita oficial de Xi Jinping al país sudamericano que definió como "fundacional en las relaciones China-Argentina".

Xi Jinping "estuvo acompañado por la delegación más numerosa que recordemos, funcionarios y unos 200 empresarios", remarca.

"Esta es una nueva etapa de asociación estratégica integral. Una jerarquización de la relación entre ambas naciones", concluye Fernández, quien destaca además los acuerdos alcanzados con el gigante asiático en distintas áreas por valor de más de US$7.000 millones.