Lima, Andina. Perú es el único país de Latinoamérica donde ha mejorado la evaluación del estado de la economía (6,2 puntos) y de las perspectivas futuras, que subió cuatro décimas hasta 4,8 puntos, según el Indice de Clima Económico (ICE) en América Latina difundido este miércoles.

El estudio fue realizado por el instituto alemán Ifo y el centro privado de estudios económicos Fundación Getulio Vargas (FGV) de Brasil.

Según el estudio elaborado trimestralmente con encuestas a especialistas, la economía de América Latina ha entrado en una fase de declive y se va a frenar en los próximos meses .

Dicho estudio muestra un deterioro moderado en la evaluación de la situación económica actual y un descenso significativo en las perspectivas futuras de la región.

Los economistas consideran que la situación presente es favorable, con una nota de 5,2 puntos de media en una escala de uno a nueve, mientras que el índice de expectativas para los próximos meses cayó a 3,5 puntos, la peor nota para este indicador desde enero del 2009.

La tendencia de empeoramiento del ambiente de negocios en América Latina sigue los pasos del enfriamiento de la economía mundial.

En Bolivia, Brasil, Chile, México y Venezuela el actual clima económico es desfavorable y en todos ellos, como en el resto de la región, se espera un empeoramiento para los próximos meses, según el estudio.

Las perspectivas más negativas son las de México con 2,9 puntos, seguido de Chile y Argentina que obtuvieron tres y 3,2 puntos respectivamente, en la evaluación de los economistas para los próximos meses.

Colombia registró una de las caídas más abruptas en relación a sus perspectivas futuras, al descender la expectativa en los próximos meses hasta 4,3 puntos, desde la nota de 7,5 que registró en el último estudio presentado en julio.

En la misma línea, los economistas mermaron sus perspectivas para Ecuador, que obtuvo 4,1 puntos en su índice de expectativas futuras, mientras que Uruguay cortó su nota casi por la mitad, al pasar de seis a 3,7 puntos.

La nota futura de Paraguay bajó siete décimas hasta cinco puntos, cifra que marca el límite de las perspectivas consideradas como favorables por la FGV.

Los principales problemas para los países latinoamericanos son su falta de competitividad, déficit de mano de obra cualificada, escasa confianza en las políticas gubernamentales, además del alza de la inflación y del desempleo.

La FGV encuestó a 143 especialistas de 18 países de la región para la elaboración del estudio.