Asunción. El ministro de Hacienda, Santiago Peña, participó ayer de un acto durante el cual se dio a conocer el Decreto N° 5215/16, que reglamenta la Ley N° 5555/15 del seguro social para docentes del sector privado, a fin de efectivizar los pagos a cada beneficiario que haya cumplido con los requisitos.

Luego fue consultado, entre otros temas, acerca de la colocación de bonos en el mercado local que se tenía prevista en esta etapa del año y confirmó lo que había adelantado hace unos días, de que serán calendarizados para su colocación en el segundo semestre del año.

Peña había argumentado que esto obedece a que con la última emisión de bonos soberanos las necesidades de financiamiento prácticamente estaban cubiertas en su totalidad y porque se veía que en esta etapa el mercado y el sistema financiero iban a necesitar mayor liquidez.

La cartera tenía programado comercializar bonos en la Bolsa de Valores por G. 100.000 millones (US$ 17,9 millones) en este primer semestre y hasta marzo logró colocar G. 27.564 millones (US$ 4,9 millones), quedando un remanente de G. 72.436 millones (US$ 13 millones).

A nivel internacional, hasta fines de marzo lleva colocados bonos soberanos por US$ 600 millones para financiar deudas vencidas y parte de las inversiones en infraestructura.

Tras esta última colocación de bonos la deuda pública al cierre del primer trimestre trepó a US$ 6.061 millones, lo que equivale al 23,2% del producto interno bruto (PIB), según el informe de Hacienda.

El nuevo monto de la deuda implica un incremento de 10,9% con relación al saldo del ejercicio 2015, cuando cerró en más de US$ 5.464 millones.

El aumento de la deuda obedece principalmente a la sucesivas emisiones de bonos soberanos, que en menos de cuatro años llega a US$ 2.380 millones.