Madrid. La agencia de calificación crediticia Fitch alertó este martes, tras el resultado de la consulta independentista catalana del domingo, varios escenarios negativos para la economía de Cataluña y de España, los cuales incluyen la fuga de depósitos y la salida de capitales.

La prolongación de fricciones políticas entre los gobiernos español y catalán puede desencadenar salidas de depósitos, en especial en los bancos catalanes, además de elevar el costo de financiación pública y llevar a las empresas a reducir sus inversión en la comunidad autónoma catalana, indicó Fitch.

La agencia calificadora consideró que uno de los escenarios posibles es una negociación a mediano plazo entre el Estado y el gobierno catalán, con concesiones similares a las precedentes en el País Vasco y Navarra.

En contraste, aunque menos probable, el peor escenario para la economía española es la independencia de Cataluña, lo cual puede elevar el "ratio" de deuda pública de España hasta 120% del producto interno bruto (PIB),

En tanto, una Cataluña independiente puede quedar excluida de la Unión Europea (UE), sin acceso al eurosistema, lo cual tendría un impacto negativo en su reputación crediticia y provocaría salidas de capitales extranjeros, indicó la agencia.

Entidades bancarias como CaixaBank y Sabadell pueden experimentar salidas de depósitos de ahorradores, con una eventual incapacidad para financiarse en el mercado, ya que ambas entidades tienen una presencia en todo el territorio nacional de 75%.