La agencia Fitch Ratings bajó el martes la perspectiva para la calificación de crédito de Chile a "negativa", porque una prolongada desaceleración de la economía está contribuyendo a un "deterioro relativamente rápido" de su balance soberano.

Fitch mantuvo la calificación de largo plazo en moneda extranjera en "A+".

"La respuesta de la política económica ha contribuido a proteger a la economía y mantener la credibilidad, pero no ha evitado un sustancial aumento del peso de la deuda pública desde los bajos niveles que apoyaron en 2011 el alza a 'A+'", dijo el reporte de Fitch.

Fitch proyecta que este año la economía crecerá un 1,6% y el próximo un 1,9%, lo que se compara con la expansión de la actividad de un 2,3% en 2015.