Fitch dijo este lunes que Brasil ha logrado progresos en materia de políticas, pero advirtió que aún pesan riesgos sobre el crecimiento y la deuda del país.

La agencia prevé que Brasil salga de la recesión este año, aunque la lectura del PIB del tercer trimestre del 2016 aún muestra debilidad en la inversión y el consumo.

Fitch dijo además que el panorama negativo sobre el país refleja los grandes desequilibrios fiscales y las dinámicas adversas de la deuda pública.