Fitch Ratings anunció que con las recientes modificaciones que se le han hecho a la banca colombiana en la que se obliga a mantener el capital mínimo regulatorio en el 9% de los activos ponderados por riesgo y crea una nueva medida, la Relación de Solvencia Básica, la cual debe ser mínimo de 4,5%, sumada la visibilización más alta calidad de capital que un banco pueda poseer, se podría considerar que Colombia esté cada vez más cerca de alcanzar Basilea III.

Básicamente lo que se busca con Basilea III es que los bancos demuestren un capital suficiente para poder aguantar, sin problemas, enviones de crisis financieras internacionales con posibilidades de impactos locales.

“Se esperan mejoras marginales en el capital con la entrada de esta nueva regulación la cual entrará en efecto en su totalidad en agosto de 2013”, detalla la calificadora de riesgo en un comunicado de prensa.

“Considerando los promisorios crecimientos esperados para el sistema bancario colombiano, debido entre otros factores al bajo nivel de penetración y su rápida expansión en el exterior y las rentabilidades solidas en general de los bancos, ésta podría ser una buena oportunidad para adoptar medidas con enfoques más conservadores frente a los niveles de capital”, recomienda la calicadora de riesgo.