La liquidez global en Credit Default Swaps (CDS), un derivado financiero que provee seguros contra cesaciones de pagos, se encuentra en su punto más alto desde al menos marzo del 2006, apoyada por operaciones con instrumentos de mercados desarrollados y emergentes, según mostró este martes un informe.

Fitch Solutions, una división de la agencia calificadora Fitch, sostuvo que las operaciones con CDS de Bélgica experimentaron un gran salto el mes pasado, con lo que el país se convirtió en el segundo mercado de deuda soberana más líquido después de Italia.

"Tanto Alemania como Francia experimentaron importantes aumentos en la liquidez que dejaron sus operaciones de CDS en sus percentiles regionales 35 y 5 respectivamente", dijo la directora de Fitch Solutions en Nueva York, Diana Allmendinger.

En los mercados emergentes, la liquidez de CDS de Colombia y Venezuela registró los mayores avances, dejando los índices de liquidez de los mercados emergentes y desarrollados de Fitch en 7,63 y 7,78 puntos frente a los 7,95 y 8,04 del mes previo.

Mientras menor es la puntuación, mayor es la liquidez de CDS.

A nivel corporativo, el mercado de CDS está mostrando una mayor preocupación respecto a las perspectivas del sector global de tecnología.

"En el último mes, la tecnología global ha pasado de ser del último al tercer sector más líquido, con los diferenciales promedio ampliándose en un 14%, más que cualquier otro sector corporativo. En Europa, la tendencia ha sido liderada por Nokia, cuyos CDS treparon un 73% durante el período", agregó Allmendinger.