Madrid. La agencia de calificación crediticia Fitch se sumó este martes a otras competidoras al afirmar que las calificaciones de España no se verían rebajadas si el gobierno pide ayuda financiera adicional para la compra de deuda soberana.

"Las compras de bonos por parte del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera o por el Mecanismo de Estabilidad Financiera, sobre todo si fueran acompañadas por compras por parte del BCE (Banco Central Europeo) en el mercado secundario, reducirían significativamente los riesgos de una crisis de liquidez", dijo Fitch en su nota.

La agencia añadió que una medida como esa ayudarían al gobierno español a volver a tener acceso a la financiación en los mercados en condiciones sostenibles y a reducir la presión sobre los ratings soberanos.

La semana pasada, S&P ya dijo que un rescate completo de España no afectará a su nota crediticia.

España ya ha pedido ayuda para asistir a su debilitado sector financiero pero hasta ahora no ha solicitado un rescate completo, pese a que el rendimiento de sus bonos a 10 años superó la barrera del 7% hace semanas, un nivel que muchos consideran insostenible.

S&P tiene una calificación de BBB- para España con perspectiva negativa, mientras que Fitch la califica con BBB, también con perspectiva negativa.