Lima. Las tensiones políticas que ha enfrentado Perú en las últimas semanas, y que llevaron a una reconfiguración ministerial, están minando la gobernabilidad y podrían impactar negativamente el crecimiento económico del país en los próximos dos años, dijo este miércoles la agencia de calificación Fitch.

En un reporte, Fitch advirtió que una parálisis política en Perú podría dominar el resto del mandato del presidente Pedro Pablo Kuczynski, que finalizará en 2021.

Además, la agencia indicó que los recientes cambios en el gabinete y retrasos administrativos frenarían la inversión pública y privada, que sufrirán un impacto mayor en el 2019.

Ante este panorama, Fitch estimó el crecimiento económico para el 2018 hasta por debajo del 4%, mientras que para 2019, la revisión se ubicó por debajo del 3,4%.

Ante este panorama, Fitch estimó el crecimiento económico para el 2018 hasta por debajo del 4%, mientras que para 2019, la revisión se ubicó por debajo del 3,4%.

La agencia ya se había pronunciado el pasado mes de diciembre, en el marco de la vacancia presidencial, manifestando que el ruido de esos días podría traducirse en menos inversiones si se concretaba el cambio en la presidencia del país.

Kuczynski, de 79 años, renovó este martes a la mitad de su equipo ministerial, en un intento por "reconciliar" a las fuerzas políticas del país y superar una crisis surgida tras el indulto concedido al exmandatario Alberto Fujimori, quien cumplía condena por violaciones a los derechos humanos.

El mandatario peruano indultó al ex presidente Fujimori en la víspera de Navidad y tres días después de haber impedido, con el apoyo de 10 congresista de la bancada del fujimorismo, que se aprobara la vacancia presidencial en su contra por vinculos con la brasileña Odebrecht, inmersa en escándalos de corrupción en la región.