Ciudad de Panamá. Fitch Ratings elevó el martes la calificación de Panamá a territorio de grado de inversión y otorgó a la nación una perspectiva positiva debido a recientes reformas tributarias y fiscales.

La agencia calificadora elogió las recientes reformas tributarias implementadas en el país y la capacidad de su economía para resistir a la crisis financiera internacional y la recesión asociada. Si bien el crecimiento económico se desaceleró al 2,4% el año pasado respecto al 11% en 2008, fue una de las tasas de crecimiento más sólidas en América Latina.

La agencia elevó las calificaciones de Panamá en un escaño a "BBB-", el menor nivel dentro del territorio de grado de inversión. La calificación anterior del país era "BB+".

"Las recientes reformas tributaria y fiscal apuntaron hacia un continuo compromiso con la disciplina fiscal y acentuar la flexibilidad y calidad de las finanzas públicas", señaló la directora senior de Fitch, Theresa Paiz Fredel.

Añadió que nuevas mejoras dependerán de medidas adicionales destinadas a fortalecer el manejo de las finanzas públicas y la implementación del ambicioso programa de inversión pública del gobierno.

La semana pasada, el presidente panameño Ricardo Martinelli firmó un proyecto tributario que aumentará los ingresos y reducirá el déficit fiscal.