La agencia Fitch mantuvo este viernes estable la calificación de la deuda de Portugal, aunque dejó el panorama en negativo.

Fitch dejó la calificación en "BBB-" y dijo que en el cuarto trimestre de este año concluirá la revisión del panorama negativo.

Los resultados de la revisión dependerán del desempeño de Portugal bajo el programa de rescate del FMI, del presupuesto 2012 y de los avances en el proceso de privatización en marcha, dijo la agencia en un comunicado.