La mejora en las economias de Estados Unidos, de la zona euro y la expectativa de que Japón permanezca estable en general, fueron el motivo por el cual para que la calificadora de riesgo Fitch Ratings elevara su perspectiva económica global.

En los mercados emergentes, Fitch estima que el crecimiento aumentará a 4,7% en 2017, por encima del 4% de 2015 y 2016.

Las perspectivas de crecimiento a corto plazo en los países desarrollados ha mejorado a pesar de las incertidumbres políticas persistentes, opina Fitch Ratings en su última Perspectiva Económica Global (Global Economic Outlook).

“Los mercados laborales robustos y el gasto en consumo, así como políticas fiscales más favorables y la estabilización en los mercados emergentes, ayudaron a que el crecimiento de los países desarrollados se recuperara en la segunda mitad de 2016”, dijo Brian Coulton, Economista Jefe de Fitch. Fitch espera que el crecimiento de los países desarrollados alcance 1,9% en 2017 y 2% en 2018 desde 1,6% en 2016.

Aunque aun ven tasas de crecimiento positivas en Rusia y Brasil. Sin embargo, las perspectivas de crecimiento de los mercados emergentes son ligeramente más débiles que las previstas anteriormente, con revisiones a la baja para México, Turquía y Brasil.