La calificadora de riesgo Fitch mejoró la perspectiva de la deuda uruguaya de estable a positiva, pero mantuvo su nota en BB+ con lo cual permanece en terreno especulativo, por debajo del grado inversor otorgado a principio de abril por Standard & Poor’s.

La calificadora estadounidense valoró la “continua reducción de las vulnerabilidades externas y fiscales” debido al aumento de las reservas y a la desdolarización de la deuda pública.

Sin embargo, sostiene que el nivel de endeudamiento sigue siendo alto si se compara con otros países de igual calificación.

Al mismo tiempo, la debilidad de la economía argentina “podría afectar el crecimiento uruguayo”, señalaron.

Otro aspecto manifestado por la calificadora es la inflación promedio de 8,1% en 2011, que se ubica por encima de los países que tienen la misma calificación que Uruguay.