Las necesidades de financiamiento de los gobiernos de América Latina caerían un 4,3% en el 2015 respecto al año anterior, que estuvo marcado por campañas electorales, debido a un mejor perfil de amortización de deudas de países como Brasil, México y Perú, indicó este jueves un informe de Fitch Ratings.

La agencia de calificación estimó las necesidades de financiamiento de los gobiernos de la región en US$481.000 millones, lo que representaría un 8,6% del producto interno bruto de América Latina.

Fitch agregó que la oferta de bonos soberanos externos latinoamericanos podría alcanzar los US$24.000 millones en el 2015, lo que mostraría un descenso de US$9.000 millones desde los niveles máximos del 2014.