Andina. El consenso de las ofertas electorales en dar continuidad a la política macroeconómica del Perú es un mensaje importante no solo para los inversionistas, sino también para la propia ciudadanía, afirmó hoy Erich Arispe, director de Grupo Soberano de la consultora Fitch Ratings.

Añadió que a primera vista las plataformas de los candidatos apuntan a la continuidad, y además, se esfuerzan por mandar el mensaje de que nada va a cambiar en términos de manejo económico.

“Ese es un mensaje importante no solo para inversionistas, sino también para los peruanos que son los actores principales del país”, declaró a la Agencia Andina.

Agregó que ese consenso de las ofertas electorales se debe básicamente a la previsibilidad del marco macroeconómico, la consistencia en la política monetaria, la estabilidad de precios, la sostenibilidad fiscal, y respeto a las reglas de juego.

El analista sostuvo que gracias a esos factores, Fitch Ratings otorgó al Perú en junio de 2010 la calificación de BBB-, y que gracias a la estabilidad y crecimiento registrado en meses recientes, “es posible que la calificación sea subida al próximo nivel que es BBB”.

Arispe refirió que las elecciones presidenciales y parlamentarias del 10 de abril son un elemento de análisis para efectuar la calificación, pero subrayó que no se trata de un factor determinante.

Sin embargo, evitó precisar cuándo se daría la nueva evaluación de la calificadora de riesgos, sujeta a la reunión del comité interno de Fitch Ratings, pero adelantó que todo apunta a ser una calificación con mayor grado que el registrado en 2010.

Mencionó que otros indicadores importantes son el control de los índices inflacionarios, y la forma proactiva en que el Banco Central de Reserva ha reaccionado para retirar el estímulo monetario que se había dado a la economía peruana durante la crisis internacional.

Además, señaló que los términos comerciales para Perú han sido favorables en los últimos años, lo cual le permitió acumular activos y aumentar la liquidez para contrarrestar cualquier “shock” que pueda presentarse del lado externo.

“Eso ha llevado a que se reduzca la deuda de Perú en forma importante en los últimos años”, resaltó en conversación telefónica desde Nueva York.