Lima. En la antesala a la realización, en Perú, de la VIII Cumbre de las Américas, la agencia calificadora Fitch Ratings proyectó una mejora cíclica en el Producto Bruto Interno (PBI) regional (excepto Venezuela) de 2,6% para este año, por encima del 1,7% del 2017.

Esto se debe a la recuperación de los precios de los commodities, la mejor demanda externa y la mejora de la dinámica de la demanda interna, explicó en su “Panorama Soberano Latinoamericano para el segundo trimestre del 2018”.

Sin embargo, los obstáculos estructurales pueden contener el crecimiento por debajo de los picos anteriores, añadió.

Señaló que el crecimiento modesto en los países productores de commodities pone de relieve los desafíos persistentes en términos de productividad y diversificación económica. 

Las perspectivas de calificación para la mayoría de los países en América Latina son actualmente estables, mientras que tres son positivas (Argentina, Jamaica y Paraguay) y dos son negativas (Costa Rica y Ecuador).

Además, la falta de avances sustantivos en las medidas para acelerar la consolidación fiscal y / o impulsar el crecimiento potencial significa que los riesgos a la baja para las perspectivas económicas y fiscales permanecen presentes, destacó.

“La carga de la deuda del gobierno sigue aumentando en varios países”, añadió la agencia calificadora Fitch Ratings.

Elecciones en la región. El lento crecimiento, la corrupción, los bloqueos legislativos y en algunos casos, el aumento del crimen frustró a los votantes en muchos países y como resultado, a los candidatos antiestablishment les está yendo bien en las encuestas en algunos países (por ejemplo, México y Brasil), refirió.

En los próximos meses, Fitch supervisará las elecciones en Brasil, Colombia, México, Paraguay y Venezuela para evaluar sus implicancias para la política económica y la solvencia soberana, indicó la agencia calificadora.

Perspectivas de calificación. Las perspectivas de calificación para la mayoría de los países en América Latina son actualmente estables, mientras que tres son positivas (Argentina, Jamaica y Paraguay) y dos son negativas (Costa Rica y Ecuador), mencionó.

Fitch recientemente rebajó las calificaciones de Brasil con una perspectiva estable, mientras que Venezuela permanece en incumplimiento predeterminado. 

Otras acciones negativas desde nuestro último Panorama Soberano de América Latina incluyen la revisión de las perspectivas en Costa Rica a negativa desde estable. 

En tanto que las acciones positivas incluyen la revisión de las perspectivas de Suriname a estable desde negativo, finalizó.