La agencia Fitch Ratings afirmó la calificación de riesgo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) en A-, con perspectiva estable.

La evaluación refleja el estatus de acreedor preferente que posee la entidad financiera regional, así como sólidos fundamentos financieros. Entre estos últimos, destaca una robusta base patrimonial, adecuada calidad de activos y la rentabilidad autosostenible.

Nick Rischbieth, presidente ejecutivo del BCIE, dijo en un comunicado de prensa que la calificación obtenida respalda el firme compromiso de contribuir al desarrollo de los países del istmo.

En 2010, la cartera crediticia del BCIE para Centroamérica sumó un monto de $4,838 millones. Rischbieth agregó que el apoyo financiero seguirá profundizándose, ya que en la estrategia del banco 2010-2014 se refuerza el enfoque de desarrollo del sector público.

Aparte de Fitch Ratings, el banco obtiene el visto bueno de otras agencias. A inicios de abril, Moody's subió la perspectiva de estable a positiva su calificación de A2.

Moody's argumentó la mejora a los beneficios derivados de nuevas políticas que optimizarán la gestión del riesgo crediticio y el fortalecimiento continuo de la base patrimonial de la entidad.

Por su lado, Standard & Poor's da al banco regional un rating de A-, con perspectiva positiva; mientras que Japan Credit Rating (JCR) le brinda A+, con perspectiva estable.