La agencia Fitch Ratings rebajó este viernes las calificaciones crediticias de Italia, España, Eslovenia, Bélgica y Chipre, advirtiendo que existe un 50 por ciento de probabilidades de mayores recortes en los próximos dos años.

En su comunicado, Fitch aseguró que estos países tienen vulnerabilidades en el corto plazo frente choques monetarios y financieros.

"Consecuentemente, en la opinión de Fitch, a estos países no les confiere los beneficios totales del estatus de moneda de reserva del euro", dijo Fitch.

La agencia rebajó la nota de Italia a "A-" desde "A+"; la de España a "A" desde "AA-"; Bélgica a "AA" desde "AA+"; Eslovenia a "A" desde "AA-" y Chipre a "BBB-" desde "BBB".

La calificación de Irlanda se mantuvo en "BBB+".

Todas las notas tienen un panorama negativo.

"En general, las acciones de calificaciones de hoy (viernes) equilibran el marcado deterioro del panorama económico con las sustantivas iniciativas de política monetaria a nivel nacional para abordar los desequilibrios macrofinancieros y fiscales, y el éxito inicial de la operación de refinanciamiento a tres años del Banco Central Europeo para aliviar los países en el corto plazo y las presiones de financiamiento de los bancos", dijo.