Nueva York. Fitch Ratings sacó este martes la calificación crediticia de Grecia desde el territorio de "default", llevándola al grado especulativo luego de que Atenas completara un canje de bonos que recortó su deuda en unos 100.000 millones de euros.

La nueva nota "B-" tiene un panorama estable.

"La agencia considera que siguen existiendo riesgos significativos y concretos de cesación de pagos a la luz de un nivel de endeudamiento todavía muy alto tras la participación privada en el canje", aseguró Fitch.