Singapur. Fitch Ratings dijo este martes que consideraría un refinanciamiento voluntario de los vencimientos de los bonos soberanos griegos como una cesación de pagos y que recortaría de manera apropiada su calificación crediticia, manteniendo la presión sobre Atenas.

Los comentarios pesaron sobre el euro y enfatizaron cuánto está en juego para Grecia, que lucha por implementar un plan de austeridad fiscal profundamente impopular necesario para recibir el próximo tramo de ayuda de emergencia de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

Divididos ministros de la zona euro están tratando de armar un segundo paquete de ayuda para Grecia, con más prestamos oficiales y, por primera vez, algún tipo de contribución de inversores privados que son tenedores de bonos griegos.

"Fitch consideraría tal canje de deuda o refinanciamiento voluntario de deuda como una cesación de pagos que llevaría a asignar una calificación de default a Grecia", dijo Andrew Colquhoun, jefe de calificaciones soberanas para el Asia-Pacífico de Fitch, en una conferencia en Singapur.

Fitch rebajó la calificación de deuda de Grecia en tres escalones hace un mes a "B+" y advirtió sobre mayores recortes para el endeudado país.

En ese momento, la agencia dijo que una extensión de los vencimientos de los bonos existentes sería considerado como una cesación de pagos.

Standard & Poor's recortó la calificación de Grecia a "CCC" desde "B" el 13 de junio, y advirtió que cualquier intento de reestructurar la deuda del país sería considerada una cesación de pagos.

Moody's tiene una calificación Caa1 para la deuda soberana de Grecia, lo que implica una posibilidad de un 50% de una cesación de pagos dentro de tres a cinco años.

Colquhoun de Fitch también reiteró que la agencia colocaría a la deuda soberana estadounidense en revisión para una baja si el Congreso no eleva el techo de endeudamiento del Gobierno federal para el 2 de agosto.

También indicó que si el Gobierno no cumple con un cupón de pago del 15 de agosto, entonces Fitch ubicará su calificación en cesación de pagos restringida.

Pero agregó que cree que es muy probable que el techo de endeudamiento sea elevado y se evite el default.

Fitch ofreció comentarios similares a comienzos de mes y Moody's y S&P han emitido advertencias en líneas similares. Pero Fitch fue la primera de las agencias calificadoras importantes que dijo que los bonos del Tesoro estadounidenses podrían ser degradados, aún por un corto período.

Legisladores estadounidenses que trabajan para controlar una creciente deuda dijeron el lunes que tendrán que hacer un progreso sustancial esta semana para asegurar que el país retenga su valorada calificación crediticia.