La agencia calificadora Fitch revisó a la baja la estimación para la economía mundial 2011, para la que prevé un crecimiento global de 2,6% frente al 3,1% considerado previamente.

Para Fitch, además, aumentaron las probabilidades de una nueva recesión mundial, indica un cable de la agencia de noticias ANSA.

El desconcierto ante la crisis de deuda europea y estas estimaciones de desaceleración de la economía mundial, hacen caer los mercados.

Las bolsas europeas caen este lunes un promedio de 2,73% y Wall Street mantiene su tendencia descendente, ante la concreta posibilidad de un default programado de la deuda griega.