La agencia calificadora Fitch ha observado más presiones negativas sobre las calificaciones crediticias de los países de América Latina desde el segundo trimestre de 2018, destaca en un comunicado.

Según el documento publicado este jueves, las presiones vienen dadas por una combinación de condiciones financieras más estrictas y una dinámica de crecimiento complicada para la región.

"Si bien la perspectiva para la mayoría de los emisores soberanos en la región es estable, hay margen para un deterioro adicional de las calificaciones con más países con perspectiva negativa que positiva", dijo Fitch.

La agencia sostuvo que países como Argentina, Brasil, Costa Rica y Ecuador enfrentan, además de los riesgos de sus pares, complicados panoramas fiscales y de deuda pública.