Washington. Los riesgos de que la frágil recuperación económica internacional pueda tambalearse se han intensificado, informó el Fondo Monetario Internacional.

El FMI señaló en un informe al Grupo de 20 países desarrollados y en desarrollo sobre la perspectiva económica internacional, que la combinación de riesgo soberano y de un sector financiero aún débil en muchas economías avanzadas implican riesgos significativos para la recuperación.

El FMI proyecta que los países de la zona del euro necesitarán financiar US$400.000 millones en deuda soberana que vence durante el próximo año y medio. Cualquier problema en el financiamiento de deuda soberana podría exacerbar las tensiones del sector financiero y expandirse a la economía con otra crisis de crédito.

El fondo señaló que en las últimas semanas se redujo la turbulencia en los mercados financieros -en parte gracias a las propuestas de paquetes de rescate sin precedentes de la Unión Europea y el FMI-, pero que la confianza se mantiene frágil.

El FMI informó que el crecimiento internacional ha sido en cierta medida superior a las expectativas en el primer semestre, pero que se proyecta una desaceleración en el segundo semestre de 2010. El alto desempleo y el lento consumo seguirán debilitando la frágil recuperación en los países ricos. Se proyecta que el crecimiento en los países emergentes seguirá sólido, pero que se moderará en el segundo semestre.

El fondo indicó que la recuperación depende de volver a un equilibrio local e internacional. La demanda privada en las economías avanzadas necesita fortalecerse. Las exportaciones netas de países en déficit como Estados Unidos deben aumentarse, mientras que las naciones en superávit, particularmente China, deben disminuir sus exportaciones netas.