Nueva York. Los mercados emergentes que se han recuperado de la crisis económica con mayor rapidez enfrentan un nuevo desafío: contener la inflación sin atraer un exceso de capital extranjero.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) destacó en un informe publicado este lunes posibles puntos donde la necesidad de subir las tasas de interés podría alentar los ingresos de capital desde economías avanzadas que se están rezagando.

Los autores del informe señalan que estos países podrían tener que ajustar su política o considerar controles de capital basados en precios y medidas de prudencia, para controlar el aumento de los ingresos de capital.

Resistencia. El estudio examinó el desempeño de 57 economías de mercados emergentes durante la reciente crisis internacional y descubrió que aquellas con menos vulnerabilidades antes de las turbulencias, que por lo tanto contaban con la capacidad de ofrecer un mayor estímulo, demostraron tener una mayor resistencia y se recuperan más rápido.

El informe señala que lo principal del estudio es que los mercados hacen diferencias entre los emergentes y se premian los avances anteriores.

Se destaca que hasta el colapso de Lehamn Brothers, que causó un pánico generalizado, las economías emergentes más fuertes incluso se separaron de la agitación que afectaba a las economías avanzadas.

Sus índices bursátiles sólo cayeron 15% desde el inicio de la crisis en 2007 en comparación con caídas cercanas al 30% en otras partes.

Adicionalmente, estos mercados emergentes no experimentaron una caída de la producción incluso durante el peor momento de la crisis durante el primer trimestre de 2009.

Los autores también citan el beneficio de mayores reservas internacionales. Un ahorro mayor protegió a los países de los temores internacionales de incumplimiento de deuda y les permitió pagar su deuda externa. Sin embargo, el FMI añade que la ventaja que otorgan las reservas es difícil de discernir en niveles muy altos.