El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió de la ralentización de la economía hondureña durante 2012, hasta el 3,3%, debido a la contracción del sector de las maquilas y advirtió sobre el "debilitamiento" de la situación fiscal del país.

El FMI explicó en su informe de revisión anual de la economía hondureña que el crecimiento se frenó el año pasado aunque la inflación se mantuvo estable. "Tras una expansión del 3,7% en 2011, el Producto Interior Bruto (PIB) se prevé se ubique en 2012 en el 3,3%. Para 2013, se estima que el crecimiento del PIB sea también del 3,3%, informó el Fondo.

Empero, el organismo destacó que la inflación se encontraba en Honduras en "el 5,4 % a finales de 2012, por debajo del nivel un año antes".

El directorio ejecutivo valoró los años de "robusto" crecimiento económico desde 2010 pero apuntó que "las posiciones fiscales y externas se han debilitado, lo que ha elevado los riesgos y vulnerabilidades". Asimismo, afirmó que "la reducción de la pobreza permanece como un desafío notable".

El Fondo recomendó realizar "un ajuste de las políticas macroeconómicas y una mayor profundización de las reformas estructurales necesarias para garantizar la sostenibilidad fiscal y externa, y estimular el crecimiento económico inclusivo".

Además, el FMI afirmó que las autoridades hondureñas "deberían subir la tasa de interés y los requisitos de reservas" y apuntó que el "tipo de cambio de la lempira no se encuentra alineado con los fundamentos económicos".

Por último, instaron a avanzar hacia "la consolidación fiscal a medio plazo, con un fortalecimiento del marco fiscal para aumentar la credibilidad, reducir las exenciones tributarias y reforzar la gestión para aumentar los ingresos".