La misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Uruguay reafirmó sus “perspectivas favorables” para la economía local para los próximos años, pero alertó sobre los riesgos vinculados con la inflación y la apreciación de la moneda.

En ese sentido, llamó la atención sobre “un crecimiento excesivo de los salarios en los próximos años”, que “podría acarrear complicaciones” en materia macroeconómica.

Según los expertos del organismo internacional, “elevaría el consumo privado, alimentaría la inflación y propiciaría una mayor apreciación real, y la consiguiente pérdida de competitividad a la larga perjudicaría las exportaciones y el crecimiento, incrementando el riesgo de un aterrizaje brusco”.

Además señaló que “el desafío macroeconómico inmediato consiste en abordar la tasa de inflación que supera el nivel fijado como meta” y que se debe abordar el problema a través de un aumento de salarios en línea con la productividad y un menor déficit fiscal.