Washington/Santo Domingo. República Dominicana debería registrar un crecimiento económico de alrededor de 4% en los próximos dos años, estimó este miércoles el Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque el país tiene que trabajar para protegerse de las crisis financieras globales.

Aunque la inflación debería mantenerse baja, el gobierno de una de las mayores economías caribeñas debe hacer más para lidiar contra un creciente déficit fiscal que supera los objetivos del gobierno, dijo una misión del FMI tras una visita de una semana al país que concluyó el martes.

"El panorama macroeconómico de corto plazo representa un desafío para las autoridades, reflejando la necesidad de fortalecer el marco macroeconómico doméstico, en particular para reducir significativamente la posición fiscal y hacer frente a los riesgos que emanan de la economía global", dijo Przemek Gajdeczka, jefe de esa misión del FMI, en Washington.

La misión, que se reunió el martes al final de la tarde con el presidente Danilo Medina, estuvo en República Dominicana para reunirse con autoridades y hacer la evaluación necesaria previa a un eventual programa económico del país con el FMI.

"Vamos a trabajar en conjunto con las autoridades en el diseño de políticas macroeconómicas", declaró Gajdeczka el martes en la noche tras la reunión con Medina, aunque advirtió que "la situación no es fácil".

"La información que está disponible muestra la continuación del desequilibrio en el sector fiscal, la mayor parte por el déficit del sector eléctrico, creo que son los desafíos más importantes del país", agregó.

El 2009, República Dominicana recibió US$1.660 millones en un paquete de ayuda del FMI para ayudar al país a superar los efectos de la recesión global.

El programa fue interrumpido a inicios de este año, después de que el país se rehusara a cumplir con la solicitud del FMI de elevar los precios de la electricidad en 18% antes de la elección presidencial de mayo.

El FMI dijo que el gobierno aumentó sus ingresos en el primer semestre del año luego de la venta en abril de una participación en la mayor cervecera del país, Cervecería Nacional Dominicana. Anheuser Busch InBev pagó US$1.200 millones por la participación mayoritaria.

No obstante, como resultado de los subsidios a la electricidad, el déficit fiscal fue en junio de 3,3% del Producto Interno Bruto (PIB), por encima del objetivo de 2%.

La tasa de inflación se mantuvo en 2,2% en agosto, lejos del objetivo del Gobierno de alrededor de 5,5%.

El FMI dijo que realizaría sus consultas anuales del Artículo IV con República Dominicana a finales de este año.

El país de poco más de 9 millones de habitantes, famoso por sus paradisíacos destinos turísticos, ha crecido constantemente en los últimos años con bajos niveles de inflación y relativa estabilidad cambiaria.