Madrid. El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que la economía española se enfrenta a retos "severos", aunque valoró de forma positiva las recientes medidas adoptadas por el Gobierno para solucionar algunos de sus problemas a corto y largo plazo.

"Los directores valoran positivamente la respuesta decisiva de las autoridades a las turbulencias del mercado financiero y las recientes medidas reformistas para asegurar la confianza del mercado y promover la vuelta al equilibrio de la economía", dijo el consejo de dirección del organismo en su revisión anual a la economía española.

El FMI añadió que serán necesarias "acciones continuadas".

España sufre las consecuencias del colapso del mercado inmobiliario tras una década de bonanza, que ha llevado a la economía a la recesión y ha acarreado pérdidas en las cuentas del sector público.

La débil situación presupuestaria colocó al país en una situación vulnerable ante un posible contagio de la crisis financiera originada en Grecia.

En otro informe, los funcionarios  del FMI dijeron que, dado que España es la cuarta mayor economía de la eurozona, es "vital atajar los retos que tiene" no sólo para el país, sino "también para Europa y la economía mundial".

En respuesta a la intensa presión de los mercados financieros y la Unión Europea, el Gobierno del presidente José Luis Rodríguez Zapatero ha incrementado sus esfuerzos para reducir el déficit público de dos dígitos y fomentar el crecimiento económico.

El presidente socialista incumplió un compromiso anterior de no introducir una nueva legislación laboral sin el acuerdo de los líderes empresariales y los sindicatos y el pasado mes aprobó una amplia reforma pensada para recortar la históricamente elevada tasa de paro del país.

La reforma, que está siendo debatida ahora en el Parlamento, provocó la ruptura de las anteriormente buenas relaciones del Gobierno con los sindicatos, que han convocado una huelga general para el 29 de septiembre.

El FMI, que lleva tiempo recomendando una reforma del mercado laboral en España, dijo en el informe que la reforma del Gobierno "tiene muchos aspectos positivos" pero que "hay margen para una mejora" y destacó que las indemnizaciones por despido seguirán siendo superiores a los niveles medios de la UE y que no se ha tocado el proceso de negociación colectiva de los salarios.

La entidad prevé que el Producto Interior Bruto español se contraerá 0,4% en 2010 y avanzará 0,6% en 2011, 1,7% en 2012 y 1,9% en 2013. A medio plazo, calcula que la economía crecerá entre 1,5% y 2% porque la pérdida de competitividad y la elevada deuda del sector privado lastrarán la producción.

El organismo espera que el déficit del país se sitúe en el 9,3% en 2010, cumpliendo así el objetivo del Gobierno que, no obstante, no logrará cumplir el objetivo de situar el déficit en el 3% del PIB en 2013, tal como requiere la Unión Europea.

El FMI prevé que el déficit español alcanzará el 5,9% del PIB en 2013.