Tegucigalpa. El gobierno hondureño espera que el directorio del Fondo Monetario Internacional apruebe el próximo 1 de octubre el programa económico que se terminó de negociar el pasado 10 de septiembre.

William Chong Wong, secretario de Finanzas, dijo ayer que habrá que estar pendiente de lo que ocurre ese día en la oficina principal del FMI, ubicada en Washington, Estados Unidos.

La promulgación del convenio le permitirá a Honduras acceder a un monto de US$196 millones para apoyo de balanza de pagos, así como obtener recursos por la suma de US$220 millones para apoyo presupuestario.

En este momento, el convenio es revisado por personal técnico de varios departamentos de ese organismo financiero, como un paso previo a la aprobación por parte del directorio.

El Gabinete Económico confía en que el directorio del Fondo Monetario dará el visto bueno al Acuerdo y Facilidad de Crédito Stand By que acordaron con la misión técnica que estuvo en el país del 7 al 10 de septiembre.

La administración de Porfirio Lobo Sosa está urgida por acceder a esos recursos, ya que la situación fiscal es crítica y no hay la suficiente disponibilidad interna de ingresos para cubrir los gastos programados para este ejercicio. El apoyo presupuestario procederá del Banco Mundial (BM) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La comunidad financiera internacional ha mostrado flexibilidad con el gobierno de Honduras, lo que le ha facilitado la obtención de préstamos y la gestión de donaciones.

Acuerdo. El arreglo con el FMI ha generado un ambiente de confianza en muchos sectores de la sociedad. La presidenta del Banco Central de Honduras, María Elena Mondragón, dijo que el programa económico viene a generar certidumbre en el país y, principalmente, entre los inversionistas. Agregó que el gobierno ha mostrado el interés por contar con un acuerdo con el Fondo Monetario.

Arturo Alvarado, ex secretario de Finanzas, dijo que las negociaciones con la misión técnica fueron un éxito, el Gabinete Económico hizo un buen trabajo digno de felicitar.

Añadió que ahora el reto es cumplir con los compromisos y, sobre todo, lo concerniente a la disciplina fiscal, que es lo primordial del acuerdo pendiente de aprobar por las autoridades del FMI.

Presupuesto. Los US$220 millones que el BID y el BM prestarán a Honduras están contemplados en el presupuesto de ingresos y egresos 2010.

Hasta el momento no se conocen los detalles de esos créditos, por ejemplo, plazos, tasas de interés, periodo de gracia, entre otros. Por el momento el gobierno no ha revelado cuándo esperan firmar los préstamos con los mencionados organismos financieros.

El Banco Mundial y el Banco Interamericano han incrementado el monto de su cartera crediticia para apoyo presupuestario, ya que sus países miembros han registrado en los últimos dos años fuertes desequilibrios fiscales producto de la crisis económica mundial y que en el caso de Honduras se agravó con la situación política del 28 de junio de 2009.

El Congreso Nacional aprobó a la administración central un presupuesto por 68,230.5 millones de lempiras para el ejercicio 2010, de los que 5,563.6 millones de lempiras (294.4 millones de dólares) procederán de préstamos externos de corto y largo plazo con los organismos multilaterales de crédito.