Washington. El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció este viernes que aprobó medidas que elevan un acuerdo "stand-by" de financiamiento para Argentina a unos US$56.300 millones.

El presidente argentino, Mauricio Macri, había cerrado un acuerdo por US$50.000 millones en junio, en busca de detener el derrumbe de la moneda local, el peso.

Pero el peso continuó cayendo, lo que forzó a Macri a renegociar el acuerdo. Tras una reunión del FMI que tuvo lugar este viernes, el organismo difundió un escueto comunicado en el que no especificó los términos del acuerdo financiero revisado.

La conclusión de esa revisión le permite a las autoridades argentinas “obtener aproximadamente US$5.700 millones, lo que eleva los desembolsos totales desde junio hasta aproximadamente a US$20.400 millones”.

La popularidad de Macri ha caído en medio del ajuste implementado por su gobierno, que incluyó recortes en pensiones y en subsidios al consumo de servicios públicos.

El proyecto de presupuesto que el Gobierno diseñó para 2019 -que está en línea con los objetivos fiscales acordados con el FMI- ha encontrado hasta ahora una férrea resistencia de la oposición política, sindicatos y organizaciones de desocupados, aunque se espera que sea aprobado en noviembre.

“Las autoridades han solicitado usar este financiamiento del FMI como apoyo presupuestario”, destacó el organismo.