Hicieron la tarea. El secretario de Finanzas de Honduras, Willian Chong Wong, se congratuló ante la satisfactoria evaluación otorgada este miércoles al país por el directorio del Fondo Monetario Internacional.

Al tiempo, el funcionario advirtió que en los próximos días elevará al Congreso Nacional el anteproyecto de la Ley Antievasión, uno de los compromisos pendientes con el FMI.

En Washington, el directorio ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó la primera revisión del desempeño de Honduras en el marco de un programa económico que combina dos líneas de crédito diferentes del FMI, el acuerdo "stand-by" y el Servicio de Crédito Stand-By (SCS).

La conclusión de la revisión permite efectuar de inmediato desembolsos por un monto total de DEG 51,8 millones (alrededor de $83,4 millones), pero las autoridades hondureñas se proponen seguir asignando al crédito un carácter precautorio. El representante en Honduras del FMI, Henry Ma, explicó que los referidos recursos están disponibles, pero las condiciones del país son estables y no existe la necesidad de desembolsarlos, por el momento.

El señor Ma expresó de manera coincidente con el comunicado del FMI que está pendiendo la aprobación legislativa de una ley para el fortalecimiento de la administración tributaria.

Al respecto, el secretario de Finanzas dijo que se trata de la Ley Antievasión. Algunos artículos de la normativa son adversados desde ya por el sector privado del país.

El FMI recomienda en su comunicado mantener un control estricto del gasto corriente para mejorar la composición y la calidad del gasto público. Estas políticas son necesarias para cumplir el objetivo del gobierno de reducir el déficit fiscal y mantener estable la relación deuda pública/ Producto Interno Bruto (PIB) a mediano plazo.

"El gobierno antes del fin de año tiene la intención de impulsar la reforma de los fondos de pensiones públicos orientada a restablecer su viabilidad financiera a largo plazo", dice el texto. Continúa diciendo que "la reasignación del gasto de gobierno hacia la reducción de pobreza debe ser acompañada por esfuerzos para mejorar su focalización y reformas estructurales que promuevan el desarrollo del sector privado y amplíen el crecimiento potencial de la economía", indica el comunicado.