Kuwait. El Fondo Monetario Internacional (FMI) no ve como amenaza a la recuperación económica global un aumento en el precio del petróleo, y monitoreará de cerca la nueva ronda de flexibilización de las políticas estadounidenses, dijo un oficial del FMI este sábado.

"No, parece que en el entorno actual los precios de la energía parecen estar respondiendo a un crecimiento fortalecido, sin duda, relativamente cerca de un rango que ha aparecido en concordancia con la continua expansión de la economía global", dijo el director general, John Lipsky a periodistas en el marco de una reunión de los responsables políticos del Golfo en Kuwait.

El crudo de referencia en EE.UU. tocó un máximo de dos años de US$87,43 el barril este viernes, luego de que la cifra del empleo estadounidense fuera más fuerte de la esperada.

Consultado sobre la decisión de la Reserva Federal esta semana de expandir la flexibilización monetaria con un compromiso a comprar US$600 mil millones de la deuda pública para intentar reforzar una tambaleante recuperación estadounidense, Lipsky afirmó que "estaremos observando de cerca para ver el impacto de este desarrollo".

El jefe económico del FMI, Olivier Blanchard, había dicho el jueves que el estímulo económico de la FED intensificaría los flujos de capital en los mercados emergentes, lo que podría ser desestabilizador.

La decisión del Banco Central de Estados Unidos ha sido criticado por una serie de naciones, que señalan, está generando la inestabilidad mundial por el aumento gradual de sus monedas frente al dólar, lo que podría inflar las burbujas de activos y agudizar la inflación en sus economías.