Pekín. China debe intensificar el apoyo fiscal para su economía si el crecimiento cae por debajo de un 6,5% este año, o prepararse para adoptar medidas que limiten el crédito y la inversión si la expansión sorprende en una dirección ascendente, dijo el Fondo Monetario Internacional el martes.

El FMI espera que el crecimiento económico anual de China sea de un 6,8% en el 2015, antes de ralentizarse a un 6,25% en el 2016, dijo en un reporte.

"Si los datos entrantes sugieren que el crecimiento podría superar el 7%, las autoridades deberían aprovechar la oportunidad para reducir las vulnerabilidades más rápido", dijo el FMI.

"Si en lugar de eso el crecimiento parece que va a caer por debajo de un 6,5%, entonces la política fiscal debe ser relajada", agregó.

El FMI dijo que el estímulo fiscal, si es necesario, debe estar dentro del presupuesto y basarse en medidas que protejan a los más vulnerables, apoyen el reequilibrio y sean compatibles con la agenda de reformas.