Los resultados del tercer trimestre de 2011 y la revisión de las metas indicativas programadas para el periodo octubre-diciembre comenzarán a ser evaluados este lunes por la misión técnica del Fondo Monetario Internacional.

Ese trabajo es parte de la cuarta revisión trimestral del acuerdo económico 2010-2012 que suscribió la administración de Porfirio Lobo Sosa y el directorio del FMI, vigente desde el 1 de octubre del año anterior.

Las evaluaciones anteriores han sido aprobadas por el gobierno, lo que le ha permitido acceder a líneas de financiamiento de la cooperación internacional, principalmente de los entes multilarales como el BID, el Banco Mundial y el BCIE.

Por enésima vez, los técnicos del Fondo Monetario Internacional serán dirigidos por el polaco Przemeck Gajdezcka. La misión estará conformada por cuatro o cinco profesionales de la economía, finanzas y monetaristas. La oficina del FMI en Honduras se encuentra acéfala, ya que su representante Henry Ma abandonó el cargo.

Como parte de la agenda de trabajo, los personeros del Fondo Monetario Internacional tienen prevista una serie de reuniones con el Gabinete Económico, el Congreso Nacional, organizaciones empresariales y representantes de la sociedad civil.

La estadía de la misión está prevista para 10 días, concluyendo con el tradicional comunicado de prensa, en donde se brinda un escueto informe de los hallazgos de la revisión de las metas indicativas de julio-septiembre de 2011 y las reformas estructurales.

Presupuesto. Uno de los aspectos que analizará la administración de Porfirio Lobo Sosa y la misión del Fondo Monetario Internacional es la composición del presupuesto del ejercicio fiscal 2012. El anteproyecto de ley fue remitido por la Secretaría de Finanzas al Congreso Nacional para su análisis, discusión y aprobación.

Para el próximo año, la administración central ha presentado un presupuesto de 79.558,7 millones de lempiras (US$2.032 milloines) y para las instituciones descentralizadas una asignación de 64.779,5 millones de lempiras (US$1.655 millones).

En total son 144.338,2 millones de lempiras. Respecto a 2010 (133.288,4 millones de lempiras), el incremento global del sector público es de 11.049,8 millones de lempiras, equivalente a 8,3%.

El gobierno de Lobo Sosa considera que el presupuesto está en línea con las principales variables. Se considera que para 2012 el déficit del sector público combinado será de -2,5% del PIB y -3% para el gobierno central. La economía hondureña crecería en 4%.

Las medidas. Para contener el gasto público en 2012, el gobierno tomará medidas de austeridad en las secretarías de Estado e instituciones descentralizadas.