La deuda pública y el déficit fiscal de El Salvador podría llegar a niveles riesgosos en 2019, según un reporte preliminar de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), que visitó al país en octubre.

Para ese año, de no tomar el gobierno medidas adicionales, el peso de la deuda se ubicaría en un 70 % del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que el déficit fiscal sería de 5,5%.

La misión liderada por Uma Ramakrishnan visitó El Salvador entre el 14 y el 28 de octubre, para llevar a cabo la consulta del Artículo IV del país.

“El entorno externo podría verse afectado por la normalización de la política monetaria de Estados Unidos y un crecimiento más débil en otras grandes economías”, advierte el informe de la misión.

En 2013, la deuda pública salvadoreña se ubicó en 58 % del PIB, una cifra explicada en buena medida por los compromisos del sistema de pensiones. El déficit fiscal este año será del 4% del PIB y del 4,4% en 2015.

El reporte considera necesario un ajuste acumulado del 3,5 % del PIB en un período de tres años para volver sostenibles las finanzas. Además, instó a emprender una reforma previsional.