Washington. El Fondo Monetario Internacional (FMI) negó este sábado un reporte de la revista alemana Der Spiegel de que está presionando en privado a Grecia para que reestructure pronto su deuda.

"Como hemos dicho en forma coherente, el FMI apoya la postura del gobierno griego de no reestructurar la deuda y su determinación a cumplir íntegramente sus obligaciones de deuda. Cualquier reporte que afirme otra cosa es erróneo", dijo a Reuters una portavoz del FMI.

Sin citar fuentes, la revista indicó que el FMI había revertido su oposición previa a la idea de renegociar y ahora creía que era necesaria una reestructuración pronto.

El texto sostuvo que funcionarios de alto rango del FMI harían estas recomendaciones a gobiernos europeos debido a la actual deuda de Grecia, que casi llega al 150% de toda su producción económica anual.

Previamente en marzo, el director del FMI Antonio Borges dijo a periodistas que estaba "confiado en que la deuda de Grecia es sostenible", y agregó que los griegos "hicieron unos pocos avances en sus bancos."

Dado que el FMI ahora cree que las actuales medidas ya no son suficientes, podría evaluar reducir las tasas de interés de la deuda soberana, extender el vencimiento o simplemente recortarla, dijo Der Spiegel.

Gobiernos europeos y el FMI están contribuyendo y administrando un paquete de rescate de 110.000 millones de euros para Grecia, así que una diferencia entre ellos respecto a la política podría ser perjudicial para las perspectivas de recuperación griegas.

Funcionarios griegos y europeos han insistido largo tiempo en que Grecia puede recuperarse sin reestructurar su deuda y que discutir el tema ahora sería contraproducente, dado que dañaría bancos de toda Europa y causaría pánico en los mercados.

El ministro de Finanzas griego, George Papaconstantinou, en declaraciones a Reuters en una conferencia este sábado en Italia, respondió al reporte de Der Spiegel diciendo: "No hay posibilidad en absoluto de una reestructuración de la deuda griega".

El ministro agregó que "la gente (que habla de reestructurar) no logra entender que los costos serían mucho mayores que los beneficios".

En tanto, el portavoz de la Comisión Europea, Jens Mester, dijo: "Todas las medidas de apoyo están implementadas y no hay razón para empezar a pensar ahora en la posibilidad de reestructurar la deuda de Grecia".