La economía de República Dominicana, que el año pasado registró un crecimiento de 3,8%, se desacelerará hasta el 2,2% en en 2013, según una proyección del Fondo Monetario Internacional (FMI) dada a conocer en Santo Domingo.

Sin embargo, el producto interno bruto (PIB) de República Dominicana se recuperará en 2014 de acuerdo con el FMI, que prevé un crecimiento del 3,4% ese año, porcentaje que "salvo que ocurran shocks adicionales", alcanzará el 5% en 2016.

"Estas son las cifras", dijo a la prensa el director del Departamento de Relaciones Externas del FMI, Gerry Rice, durante una conferencia virtual realizada el viernes desde Washington, Estados Unidos, sede del organismo.

El crecimiento de 2,2% echa por tierra la proyección inicial de poco más de 3% prevista por el FMI para este año, aunque ya en septiembre de 2012, una misión del FMI que evaluó la situación del país, advirtió que la economía dominicana también se desaceleraría ese año.

El jefe de la misión del organismo, Przemek Gajdeczka, señaló entonces que un exceso en el gasto público obligaba también a la aplicación de un ajuste fiscal, además de que las perspectivas macroeconómicas para el corto plazo representaban un reto para las autoridades dominicanas.

En la conferencia, Rice recordó que el FMI acordó con República Dominicana iniciar un programa de post-monitoreo, pero señaló que aún no hay una fecha para el envío de una misión, aunque el ministro dominicano de Economía, Temístocles Montás, dijo a fines de enero que la misión del Fondo visitaría el país en marzo.

El año pasado, el presidente dominicano, Danilo Medina, se vio obligado a promulgar una controvertida ley de reforma tributaria para recaudar unos 46.000 millones de pesos (US$1.164 millones) debido a un déficit fiscal de 187.000 millones de pesos (US$5.000 millones), dejado por la anterior administración.

Medina también puso en vigencia un nuevo marco fiscal, que entró en vigencia el 10 de diciembre e incluyó una amnistía fiscal, y que fue origen de varias manifestaciones en todo el país, en una de las cuales se produjo la muerte de un estudiante universitario.

La iniciativa busca aumentar los ingresos estatales en un 4% del PIB a través de la ampliación de la base del impuesto a la transferencia de bienes industrializados (ITBIS, valor agregado), de un 16% hasta un 18%.

El 7 de octubre de 2009, el FMI y República Dominicana suscribieron un acuerdo tipo stand by por un monto de US$1.740 millones para un plazo de 28 meses, de los cuales US$500 millones no fueron desembolsados porque el gobierno dominicano rechazó aumentar la tarifa eléctrica como pedía el organismo.