Tegucigalpa. El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó el viernes su pronóstico para el crecimiento de la economía de Latinoamérica en el 2010 a entre un 4,5 y 5%, desde el 4% estimado en abril.

El cambio se debe principalmente a las expectativas sobre Brasil, que crecerá entre 6,5 y 7% este año, según el Gobierno de ese país.

"Destaca notablemente el fuertísimo crecimiento de Brasil, la mayor economía de la región, así como el crecimiento muy acelerado de países como Perú", dijo en rueda de prensa en Tegucigalpa, la capital de Honduras el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Nicolás Eyzaguirre.

Eyzaguirre participó en Tegucigalpa de una reunión de ministros de Hacienda y presidentes de bancos centrales de Centroamérica con altos funcionarios del organismo crediticio.

La economía de Brasil creció aceleradamente en el primer trimestre, lo que provocó que muchos analistas temieran que se estuviera recalentando. Esos temores se disiparon en las últimas semanas a medida que se divulgaron nuevos datos sobre la economía.

En mayo, Eyzaguirre dijo que América Latina no debería sufrir un gran impacto por un crecimiento más lento de Europa, en la medida que Estados Unidos continúe recuperándose y Asia siga creciendo a tasas aceleradas.