El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó su proyección de crecimiento de la economía peruana de 4,1% a 4,3% para este año, según el último informe “Perspectivas para América Latina y el Caribe” divulgado en Washington, Estados Unidos.

El organismo multilateral también aumentó de 3,7% a 4% su previsión del incremento del Producto Bruto Interno (PBI) peruano correspondiente al cierre del 2016, además estimó que la economía peruana crecerá 3,5% en el año 2018.

“En Perú, el crecimiento sigue siendo relativamente resistente, y se prevé que en 2017 se situé en 4,3% como resultado de una ampliación de la producción de cobre, los precios más altos de ese metal, un repunte del gasto público local y un sólido gasto en consumo de los hogares”, dijo el Director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner.

Sostuvo que como la brecha del producto se está cerrando, la atención debería centrarse ahora en una consolidación fiscal gradual, pero preservando el gasto en infraestructura pública.

“También en reformas estructurales favorables para el crecimiento, como la disminución de la informalidad, la mejora del nivel de educación, la profundización de los mercados de capitales y la reducción de los trámites burocráticos”, afirmó.

Alianza del Pacífico. Según las proyecciones del FMI, Perú será el país que más crezca en el presente año dentro de la Alianza del Pacífico con 4,3%, seguido de Colombia (2,6%), Chile (2,1%) y México (1,7%).

Para el próximo año, Perú junto con Colombia serán los que se expandirán más en este bloque con 3,5% cada uno, secundados por Chile (2,7%) y México (2%).

En la región. El FMI señaló que en Brasil, el PBI siguió contrayéndose en el tercer trimestre de 2016, y los indicadores de actividad económica al cierre del año señalan una demora en la recuperación económica, porque el gasto privado sigue siendo débil.

Se prevé que en 2017 el crecimiento del PBI real se torne positivo y sea de 0.2%, sin embargo, los altos niveles de desempleo y de endeudamiento del sector privado continuarán imponiendo un lastre a la demanda.

“Las perspectivas económicas de Ecuador han mejorado gracias a su mayor acceso a los mercados de capitales internacionales, facilitado por la recuperación de los precios del petróleo”, dijo.

No obstante, el FMI indicó que Venezuela continúa sumida en una profunda crisis económica que avanza hacia la hiperinflación.

"Cuyas principales causas son un cuantioso déficit fiscal que ha sido monetizado, las enormes distorsiones económicas y una fuerte restricción de la disponibilidad de importaciones de bienes intermedios" enfatizó.