El organismo en su informe entregado al ministerio de Hacienda y el Banco Central del Paraguay (BCP), en donde resume las observaciones sobre la marcha de la economía paraguaya, señala que existe el riesgo de que el balance fiscal continúe deteriorándose en el 2012.

Argumenta que esto podría darse “en la medida en que aumenten las presiones de gastos en anticipación de las elecciones presidenciales y parlamentarias de 2013”.

El Fondo hace hincapié en que en el actual ejercicio 2011 la política fiscal se volvería expansiva, impulsada por fuertes aumentos en los gastos corrientes y de capital.

La entidad recomienda que la política fiscal este año debería volverse por lo menos neutral, sino anticíclica, para reducir la carga de la política monetaria en sus esfuerzos para bajar las presiones de la demanda interna.

“A tal fin, el control del crecimiento del gasto corriente y el ahorro de los ingresos por encima de lo previsto serán críticos”, alerta.

Sugiere que el Gobierno central cierre el actual ejercicio con un superávit de por lo menos 1,5% del PIB, tal como sucedió el año pasado y que permitió mantener el crecimiento del gasto público bajo control.

Gastos corrientes

La mayor preocupación se centra en el incremento del gasto corriente, dentro del cual los servicios personales (salarios y otros beneficios de funcionarios) tienen un gran peso y constituyen gastos rígidos porque sí o sí deben ser pagados.

De acuerdo a los datos manejados por el Ministerio de Hacienda, este año el gasto salarial en el Gobierno central creció 17,28% con relación al año pasado. Pasó de 7 billones de guaraníes a 8,2 billones de guaraníes (ver infografía).

Los datos revelan que de 2007 a 2001 los gastos en servicios personales aumentaron 83,4%.

El presupuesto vigente tiene un desfinanciamiento de 1,8 billones de guaraníes (US$ 448 millones) debido a que los parlamentarios incrementaron los gastos, entre ellos concedieron aumento salarial para funcionarios, sin determinar cómo se financiaría.

El FMI insiste en que se necesita un mayor ingreso tributario para hacer frente a las necesidades de inversión en infraestructura y servicios sociales básicos. En tal sentido, apoya la aplicación del IRP y que los recursos adicionales de Itaipú vayan a un fondo especial.

Presupuesto congelado

El Ministerio de Hacienda ya estableció los lineamientos para la elaboración del proyecto de presupuesto 2012, cuya principal recomendación es mantener congelados los gastos al nivel actual para evitar un déficit. El presupuesto vigente (Administración Central y Entes Descentralizados) asciende a 42,8 billones de guaraníes (US$ 10.646 millones al cambio actual). Están presupuestados 244.911 cargos.