La misión técnica del FMI apenas necesitó 90 minutos para revisar con las autoridades de la DEI el comportamiento de los ingresos tributarios de enero-marzo 2011 y concluir que es urgente que se apruebe la ley antievasión.

¿Por qué? Ese instrumento jurídico le permitiría a la Dirección Ejecutiva de Ingresos fortalecer la lucha contra la evasión, la que se estima genera pérdidas al fisco por la suma de 10.000 millones de lempiras (US$520,1M) anuales.

Además, con controles más efectivos son mayores las posibilidades de cumplir con la meta de ingresos tributarios, que para 2011 es de 50.299,6 millones de lempiras (US$2.600M).

Las recaudaciones cerraron con un desfase de 122,2 millones de lempiras respecto a la meta acordada para el primer trimestre del presente año, al reportarse 9.176 millones, menor a los 9.298 millones. Los ingresos tributarios y el fortalecimiento de la DEI ocupan el primer lugar en el acuerdo negociado con el FMI para el periodo 2010-2012, ya que en la medida que aumente la recolección de impuestos, el déficit fiscal bajará en los próximos años.

La revisión

El comportamiento de las recaudaciones tributarias y el desempeño administrativo de la DEI ya fueron evaluados por la misión técnica del Fondo Monetario Internacional que practica la segunda revisión trimestral del acuerdo económico.

José Oswaldo Guillén, ministro director de Ingresos, dijo ayer que los resultados de la revisión son satisfactorios, ya que en la reunión se expusieron todas las acciones emprendidas para cerrar con una ejecución de 98,7% sobre la meta fijada, así como los factores que causaron el desfase de 122,2 millones de lempiras.

El funcionario dijo que uno de los aspectos abordados fue la aprobación de la ley antievasión, la que espera sea promulgada en el transcurso del presente año.

Agregó que por el momento trabajan en el impacto fiscal que tendrá esa herramienta legal en los ingresos tributarios, los que mejorarán porque los procesos de cobranza serán más expeditos. Guillén dijo que bajo el actual marco legal el proceso de recuperación de deuda es más lento y engorroso. El anteproyecto de la ley antievasión ya fue enviado por la Secretaría de Finanzas al Poder Legislativo.

Despolitización

Uno de los aspectos que fue analizado en el marco de la reunión fue el sistema de reclutamiento de personal, tanto para rentas aduaneras como tributos internos, ya que los funcionarios y empleados que se han contratado han sido seleccionados mediante concurso y cumpliendo un perfil para cada puesto.

"La DEI debe ser una institución técnica y no política", subrayó el ministro director de Ingresos, haciendo alusión al proceso de selección de 110 funcionarios y empleados para el sistema aduanero, en el cual están participando unos 2,000 profesionales de educación media y universitaria.

Para lograr ese objetivo, la Dirección Ejecutiva de Ingresos deberá aprobar un nuevo reglamento interno que promueva la profesionalización del recurso humano.

El entrevistado dijo que en ese sentido, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha contribuido en la elaboración de perfiles, lo que ha dado buenos resultados porque se ha contratado personal en base a las recomendaciones académicas requeridas por el cargo.

Guillén dijo que todos los esfuerzos realizados en 16 meses de gestión se reflejan en los indicadores de eficiencia de la DEI, tema que fue abordado con la misión técnica del Fondo Monetario Internacional, ya que en 2009 cayó a -8,4% y en 2010 la tasa registrada fue de 6,2%.