Lisboa. El ajuste económico de Portugal bajo el rescate tiene posibilidades "razonablemente sólidas" de tener éxito, aunque los riesgos crecientes, principalmente aquellos procedentes de la crisis en la eurozona, podrían profundizar la recesión del país, dijo este martes el Fondo Monetario Internacional.

En un informe elaborado tras la visita de una misión a Portugal el mes pasado, el FMI dijo que "la extensión del ajuste fiscal ha sido impresionante" en el primer año del rescate de 78.000 millones de euros.

En el informe también se apuntó que ahora está proyectada una menor contracción económica para 2012, en comparación con la previsión previa.

El Fondo dijo que los desafíos externos "no hacen más que reforzar la necesidad de acciones determinadas que se añadan al programa", que podría ser ajustado.

Sin embargo, el informe parecía restablecer su confianza en el programa original, mientras en abril el FMI había asegurado que la recesión de Portugal le podría obligar a alterar sus objetivos fiscales.

Está previsto que la economía portuguesa se contraiga un 3 por ciento este año, tras la caída del 1,6% del año pasado. La anterior previsión para el 2012 apuntaba a una baja del 3,3%.

El FMI aprobó el lunes un crédito de 1.480 millones euros para Portugal, urgiendo al país a aplicar sólidas reformas y medidas económicas con las que pueda recuperar el acceso a los mercados de capital a finales de 2013, como contempla el programa de rescate.

"Las autoridades están desarrollando una trayectoria convincente en términos de ajuste y reformas para llegar a sus objetivos a la vez que mantienen el apoyo político, y las perspectivas de éxito para el programa siguen siendo razonablemente sólidas", dijo el informe del FMI.

Sin embargo, el informe advirtió de múltiples riesgos para Portugal, derivados de la ralentización económica europea, de las crecientes preocupaciones sobre la deuda de su vecino y principal socio comercial, España, y también de un desempleo nacional mayor de lo esperado.

La tasa de desempleo del país se sitúa en un nivel récord del 15% y aún se espera que siga creciendo este año y el próximo.

El informe del Fondo dijo que el acceso de Portugal al mercado "dependerá de la implementación constante del programa y de la mejoría del ambiente financiero en la eurozona".

Los funcionarios de la Unión Europa han dicho reiteradamente que mantendrán su apoyo a Portugal si el país se atiene a los objetivos del programa y aún así sigue sin poder financiarse por sí mismo en los mercados de deuda una vez finalizado el rescate.

La mayoría de los analistas creen que se necesitará un segundo rescate, aunque el gobierno dice que no hará falta más dinero ni más tiempo para alcanzar los objetivos.