La misión técnica del Fondo Monetario Internacional tiene programada para hoy evaluar el "paquetazo" fiscal que el gobierno del presidente Porfirio Lobo sosa aprobó a finales de marzo de 2010.

Como parte de la jornada de trabajo a desarrollar durante su permanencia en Honduras, los personeros del FMI se reunirán con funcionarios de la Secretaría de Finanzas y de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) para analizar el impacto de las medidas tributarias contenidas en la Ley de Fortalecimiento de los Ingresos, Equidad Social y Racionalización del Gasto Público, las que fueron promulgadas mediante decreto 17-2010.

La misión arribó ayer al país procedente de Washington, Estados Unidos, donde está la oficina principal del Fondo Monetario.

Otro de los aspectos que serán abordados es el referente a las medidas administrativas para fortalecer la DEI, ya que el Poder Ejecutivo tiene pendiente reenviar el anteproyecto de la Ley de Actualización del Sistema Tributario, Aduanero y Medidas Antievasión, el que inicialmente fue presentado el 13 de septiembre de 2010 por el viceministro de Presupuesto, Carlos Borjas, pero que posteriormente fue retirado por la denuncia publicada en El HERALDO de que la administración Lobo Sosa se aprestaba a aprobar el segundo "paquetazo", el que generaría unos 3,000 millones de lempiras en concepto de nuevos impuestos.

"Paquetazo" fiscal. La meta de ingresos tributarios programada para 2010 era de 43.528.1 millones de lempiras (US$2.260 millones), superior en 4.821,1 millones (US$250 millones) en relación a lo registrado el año previo, cuando se reportaron 39.035 millones (US$2.027 millones). Al 31 de diciembre de 2010, lo recolectado en impuestos ascendió a 43.856,1 millones (US$2.277 millones).

William Chong Wong, secretario de Finanzas, señaló que el rendimiento de las medidas tributarias fue de 4,009.8 millones de lempiras de junio-diciembre de 2010, equivalente a 1,4% del PIB. El gobierno central había estimado 3,929.4 millones, siendo superada la meta en 80.4 millones.

Para el ministro director de Ingresos, José Oswaldo Guillén, las medidas tributarias aprobadas en el Decreto 17-2010 fueron determinantes para superar la meta de recaudaciones tributarias.

Entre los nuevos tributos aprobados destaca la ecotasa, la que se aplica a la importación de vehículos usados y que el año anterior generó casi 81 millones de lempiras. Asimismo, el 18% del impuesto sobre venta gravado a los boletos de transporte aéreo reportó 7.4 millones de lempiras. El decreto 17-2010 fue aprobado antes de comenzar las negociaciones con el Fondo Monetario, pero que era necesario adelantar para impulsar las recaudaciones tributarias y así cubrir la necesidad de más ingresos.

Reformas a la DEI. Como parte del programa económico aprobado por el directorio del FMI al gobierno de Honduras se contemplan una serie de medidas administrativas para fortalecer las operaciones de la Dirección Ejecutiva de Ingresos.

Entre las acciones de reestructuración destacan la simplificación administrativa y reingeniería de procesos, lo que permitió la depuración de 81 trámites; reorganización y reorientación de la Unidad Antifraude Tributario y Aduanero; el diseño y desarrollo del nuevo sistema de matrícula de vehículos y de la tasa vial municipal y elaboración de la planificación estratégica con un enfoque de gestión por resultados y cumplimiento.

Pendiente. Como parte de los compromisos adquiridos, el Poder Ejecutivo debió remitir al Congreso Nacional una iniciativa de ley para continuar con el proceso de fortalecimiento de la DEI para mejorar los controles y el combate a la evasión fiscal.

William Chong Wong dijo que la actualización de la Ley del Sistema Tributario, el Aduanero y las Medidas Antievasión ha sido elaborada conjuntamente con la Dirección Ejecutiva y próximamente será enviada al Poder Legislativo.

La misión del FMI conocerá de las autoridades hondureñas las razones de la tardanza en el reenvío de las nuevas medidas administrativas.