Budapest. Una misión del Fondo Monetario Internacional volvió a Washington este sábado tras reunirse con las autoridades del país europeo, pero quedaron pendientes varios temas, y el FMI afirmó que Hungría debe desarrollar medidas para cumplir sus metas presupuestarias.

Se espera que las negociaciones concluyan a inicios de la semana próxima.

El FMI dijo en una declaración que Hungría debería tomar medidas adicionales para cumplir sus metas de déficit este año y el 2011.

"En un ambiente de gran preocupación del mercado por los déficit del Gobierno y sus niveles de deuda, las metas de déficit fiscal previamente anunciadas -3,8% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2010 y bajo el 3 por ciento en el 2011- siguen siendo un ancla adecuada para el necesario proceso de consolidación y sustentabilidad de la deuda", dijo el FMI.

"Se debe cumplir con ellas, pero se deberán tomar medidas adicionales para lograr tales objetivos", agregó.

"La consolidación sostenible requerirá medidas duraderas, no distorsionadoras, por lo que las autoridades requerirán de más tiempo para desarrollarlas", acotó.

El analista Gyorgy Barcza de K&H Bank dijo que "había una situación similar en Rumania. El FMI se fue, luego volvieron en algunos meses. Estas son malas noticias, pero no es el fin del mundo. El mercado lo valorará como corresponde".

"La clave es qué metas de déficit comunicará ahora el Gobierno. La meta del 3,8 por ciento este año es una necesidad al margen de la opinión del FMI, dado que la meta es un asunto de contrato. El mayor problema es la meta para el año próximo", agregó.