El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, instó a los países de América Latina a asumir políticas económicas prudentes que generen desarrollo y contribuyan a enfrentar la inflación.

Señaló que aunque no se prevé un aumento significativo del precio del barril de petróleo, un alza de éste por encima de los US$120 tendrá un efecto inflacionario en la región, que muestra signos de recuperación y crecimiento.

Estimó que los países sudamericanos sin fuentes de hidrocarburos resentirían un alza marcada en los precios de los combustibles, lo que exige estar atentos a la evolución del mercado. "El crecimiento no es suficiente", y un incremento significativo y prolongado de precios tendrá un efecto en todo el mundo, reseñó e insistió en la necesidad de prestar más atención a la inflación.