Washington. Funcionarios del Fondo Monetario Internacional temen que la apreciación del yen pueda deteriorar las perspectivas económicas de Japón, y exhortan al banco central a seguir a la Reserva Federal de Estados Unidos en su iniciativa de relajación de la política monetaria.

"Vemos una apreciación adicional del yen como un riesgo bajista para las perspectivas [...] y obviamente, si el yen continúa apreciándose, estaríamos preocupados", dijo Kenneth Kang, subjefe de división del Departamento de Asia Pacífico del FMI, en una entrevista.

Debido al aumento de las preocupaciones sobre el debilitamiento de la recuperación económica de Estados Unidos y el cambio en las expectativas de que la Fed relaje su política monetaria, el yen alcanzó un máximo de 15 años frente al dólar.

Incluso con la reciente relajación monetaria del banco central de Japón y las tasas de interés en cero, funcionarios del FMI creen que aún hay espacio para que el banco central japonés explore otras opciones.

Expertos del FMI todavía creen que el yen se encuentra en un rango de valor justo y que aún no ha tocado un punto que altere sustancialmente sus perspectivas.

Sin embargo, "con la apreciación del yen, las condiciones monetarias se han ajustado. Esto fortalecería el argumento para que el banco central de Japón busque más vías para relajar las políticas", sostuvo Kang.

Si bien la moneda retrocedió en las últimas horas de negociaciones, el yen alcanzó Y84,72 por dólar temprano en la sesión de este miércoles, y algunos analistas predicen que la moneda continuará fortaleciéndose a Y80, cerca del mínimo histórico del dólar, de Y79,75, establecido en 1995.