El Perú continuará mostrando un crecimiento vigoroso en el 2015, a pesar de la reducción de las expectativas para toda la región, manifestó el director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner.

Según las cifras dadas a conocer este miércoles por el organismo internacional, el Perú tendrá un crecimiento de su Producto Bruto Interno (PBI) de 3,2%, por encima de muchas economías sudamericanas.

“Se espera que otros países del Sur crezcan más rápidamente en este año que en 2014, pero a una tasa más baja de lo previsto anteriormente. Perú es un buen ejemplo, con un crecimiento vigoroso en 2015, aunque medio punto porcentual más bajo de lo proyectado en abril”, manifestó.

El reporte “Perspectivas para América Latina y el Caribe”, precisa que nuestro país será el país integrante de la Alianza del Pacífico que más crezca este año.

Después del Perú, las expectativas del FMI señalan que Colombia tendrá un crecimiento de 3%, seguido por Chile (2,5%) y México (2,5%).

Otras economías de la región crecerán en menor medida, por ejemplo se prevé un crecimiento de 0,1% para Argentina, de -1,5% para el Brasil y -7% para Venezuela.

Riesgos. Werner señaló que la región enfrenta varios riesgos, como la desaceleración de la actividad económica en China y su impacto en los precios de los contratos de futuros para materias primas.

Al mismo tiempo, las negociaciones sobre Grecia todavía podrían tener implicancias negativas para América Latina, aunque hasta ahora los efectos de contagio en los precios de los activos en la región han permanecido contenidos.

Por otra parte, Estados Unidos ha señalado el comienzo de un ciclo de aumento de las tasas de interés antes de finales de año. Esto podría intensificar la volatilidad del mercado y las presiones cambiarias en América Latina y plantear desafíos para la formulación de la política económica en la región.