Pese a la situación que enfrenta América Latina, Perú tendrá un crecimiento económico "bueno" que muchos países de la región quisieran tener, sostuvo el director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner.

“Hay que destacar que en el caso de Perú, muchos países querrían tener el crecimiento que va a tener este año (3,8% según el FMI); aún si se viene desacelerando de un crecimiento muy elevado como el que tuvo en años anteriores, sigue siendo un entorno de crecimiento muy bueno”, destacó en diálogo con la Agencia Andina.

El FMI redujo el jueves pasado a 0,5% su previsión del crecimiento económico de América Latina y el Caribe este año, como reflejo de caídas en precios de "commodities" y más rígidas condiciones financieras externas.

En abril, el FMI había previsto un crecimiento de 0,9% en América Latina el 2015. Para el 2016, el organismo internacional estimó que la región crecerá 1,7%, aunque en abril esa previsión había sido de 2%.

Ciclo económico. En ese contexto, Werner señaló que primero hay que reconocer que este panorama es parte de un ciclo económico normal, dado después de un periodo de crecimiento muy prologando y dinámico en varios países de la región, el cual iba a conducir a una cierta desaceleración que se ha visto intensificada por la caída de los precios de las materias primas.

A ello se suma, dijo, la anticipación en la normalización de la política monetaria en Estados Unidos, la apreciación del dólar y la volatilidad presentada en algunos mercados.

“Lo más importante es entender que es parte de un fenómeno económico natural dentro de una tendencia muy positiva, principalmente, en algunas economías como la peruana”, resaltó el representante del FMI.

Proyectos mineros y políticas. En el caso del país, señaló que la oferta de las materias primas con la apertura de nuevos proyectos mineros, así como la política de fiscal contracíclica son aspectos que ayudarán mucho en medio de este panorama.

Werner agregó además que ahora se debe pensar en sobre cuáles son las fuentes de un crecimiento para la próxima década, por cuanto los "commodities" no van a repetir el boom que tuvieron en los últimos diez años.

“En ese sentido, las fuerzas de crecimiento deberán venir de la inversión, del crecimiento de la productividad y en atender temas que la región en su conjunto no han atendido a cabalidad como la calidad educativa, mejoras regulatorias para realizar negocios más sencillos, aspectos de infraestructura, entre otros”, dijo.

Consideró que los temas antes mencionadas se deben de atender siempre, "pero políticamente como implican negociaciones difíciles e intensas en momentos en que las economías están teniendo un buen desempeño se posponen porque no se ve la necesidad”.

“En efecto, estas agendas se profundizan y se aceleran en un proceso de crecimiento menos dinámico. Hubiera sido mejor que la región atendiera todos sus problemas hace diez años, pero como no se han atendido y viene un tema de desaceleración es el momento para intensificar el trabajo en esas áreas”, apuntó.

Este miércoles Werner ofrecerá una conferencia de prensa sobre las perspectivas económicas para América Latina y el Caribe en el Centro de Prensa del FMI en Washington a las 09:15 horas (8:15 hora peruana).