Washington. Un importante comité del Fondo Monetario Internacional (FMI) pidió el sábado a los países miembros que impulsen su gasto "amistoso con el crecimiento", al tiempo que aseguró que el organismo solo explorará nuevas herramientas de préstamo de precaución para ayudar a que los países lidien con la desaceleración del crecimiento económico global.

"Los riesgos bajistas en el panorama económico global se han incrementado desde octubre, aumentando la posibilidad de una desaceleración más generalizada y una súbita retirada de los flujos de capital", señaló el Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI) en un comunicado hecho público tras su reunión en Washington.

El comité dijo que es necesaria una "mezcla política más forzada y equilibrada" para estimular el crecimiento y evitar la deflación.

"Es necesaria una política fiscal amistosa con el crecimiento en todos los países", indicó, agregando que las políticas monetarias expansivas deberían continuar en varias economías avanzadas y que hay que implementar reformas estructurales junto a otras políticas para apoyar la demanda.